jueves, 2 de enero de 2014

San Silvestre Clandestino

Correr se ha convertido en todo un símbolo social. Si hace tres décadas los pocos que salían a echar una carrerita por la calle de la Reina eran mirados de reojo, hoy es fácil encontrar a cualquier hora de cualquier día a alguien echando una carrerita por la calle. El Maratón Man de de Dustin Hoffman que corría por Central Park tendría seria competencia.
Y despedir el año al trote es algo que se ha convertido en multitudinario. Las Sansilvestres se han convertido en toda una tradición. De las doce uvas a las doce mil zancadas. Y las citas han ido diversificándose. Pero Aranjuez no tenía su propia carrera de fin de año. Aquí se despedía el curso con la Carrera Popular, con sus casi cinco mil o más participantes.
Pero el 31 de diciembre apatecía corretear un poco. Los hay que se van a Vallecas, los hay que a Toledo. Carreras equidistantes. Pero este año los ha habido que no se querían mover en Aranjuez y se plantearon un San Silvestre para correr “por el lado clandestino”, que rezaba la proclama que llamaba a la participación.
Sus organizadores simplemente querían despedir el año corriendo, sin competir, sin repartir bolsitas, sin medición de tiempo, sin recorrido señalado y sin molestar a nadie. Y así lo hicieron. Se pusieron de acuerdo en el atuendo, una camiseta verde pistacho, de esas discretas, con un recordatorio serigrafiado en el pecho y listo.
Se juntaron a las 11 de la mañana en la Mariblanca. Trece horas antes de acabar el 13. Y a correr. Jardín de la Isla, Palacio, Raso de la Estrella y Jardín de Príncipe. San Silvestre les agradecerá el detalle y el recorrido con un buen año.
Una San Silvestre tan para todos los público que la ganó un niño. Una victoria simbólica y testimonial la de Álvaro Aracil, que se adelantó unos metros al pelotón para atravesar la improvisada meta de la puerta del Jardín del Príncipe. Se corrieron, más o menos, once kilómetros y se invirtieron en hacerlo, más o menos, 59 minutos. Después una fotito de recuerdo y a empezar la fiesta del adiós a 2013.






















No hay comentarios: